#UnDíaComoHoy

#UnDiaComoHoy Se celebra el Día Mundial del Donante de Sangre

En agradecimiento a los voluntarios por su noble aporte para salvar vidas

Como una muestra de reconocimiento y agradecimiento hacia los donantes de sangre de todo el mundo, la Asamblea Mundial de la Salud, designó que el 14 de junio de cada año se celebrara el Día Mundial del Donante de Sangre.

La fecha se corresponde con el nacimiento de Karl Landsteiner, científico que descubrió y tipificó los grupos sanguíneos. Se le concedió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en el año 1930.

El Día Mundial del Donante de Sangre se instituyó también para promover el acceso universal a sangre segura, mediante la donación voluntaria y no remunerada. Del mismo modo, busca concienciar de la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar la calidad, seguridad y disponibilidad de sangre y sus productos.

Las transfusiones de sangre y sus productos ayudan a salvar millones de vidas al año. Contribuyen a que pacientes con enfermedades potencialmente mortales vivan más tiempo con mejor calidad de vida, y posibilitan la realización de intervenciones médicas y quirúrgicas complejas.

Vea también: La ONU felicitó a Argentina por debatir el aborto y respaldó la legalización

Filantropía por encima de todo

El lema del Día Mundial del Donante de Sangre 2018 es: “Date a los demás. Dona sangre. Comparte vida”. Con este enfoque, pretenden demostrar que la donación de sangre es un acto solidario.

A través de esta campaña destaca, el altruismo, respeto, empatía y generosidad, “que están en la base de los sistemas de donación voluntaria”.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud aspira “llamar la atención hacia el papel que tienen los sistemas de donación voluntaria a la hora de crear lazos sociales y una comunidad cohesionada”.

Una realidad en cifras

Según datos de la OMS, en el año se extraen en promedio 112,5 millones de unidades de sangre. La mitad se donan en los países de altos ingresos, donde vive el 19% de la población del planeta.

En países de ingresos bajos, el 65% de las transfusiones de sangre se realizan a niños menores de cinco años. En los países de ingresos altos, los pacientes más transfundidos son los mayores de 65 años.

La tasa de donación de sangre por cada 1000 personas es de 32,1 en los países de ingresos altos; 14,9 en los de ingresos medios altos; 7,8 en los de ingresos medios bajos; y 4,6 en los de ingresos bajos.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close