Unión de la CGT: Gremios díscolos buscan candidato y nueva central

193

El inicio de las Elecciones 2019 trajo consigo dos objetivos fundamentales: el primero de ellos es sugerir nombres propios en las listas legislativas y el segundo la unión de la CGT. 

Estos dos objetivos desencadenarán un conflicto en la calle, pero tampoco le quieren dar motivos al Gobierno para que lo utilicen como eje de la campaña.

Como inicio de este “montaje”, el FSMN estuvo en un acto en La Matanza para apoyar al candidato a intendente, Fernando Espinoza, y la precandidata a vicegobernadora en fórmula con Axel Kicillof, Verónica Magario.

Cabe destacar que este “apoyo” lo llevó adelante el partido recientemente refundado por Hugo Moyano, Partido por la Cultura, la Educación y el Trabajo (CET). Este espacio lo integran además de Camioneros, SMATA, bancarios, la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT) y las dos CTA.

Vea también: Argentina protegerá sus glaciares de la explotación minera

Unión de la CGT: Caminando hacia una nueva central obrera

Los gremios díscolos manifiestan su apoyo a la fórmula Fernández-Fernández, mientras que la CGT aún no tiene un candidato definido. Al mismo tiempo, los disidentes buscan hacer resurgir al movimiento obrero incluyendo a todas las vertientes gremiales.

La idea de sugerir nombres propios en las listas legislativas tiene como antecedente a los diputados nacionales por Unidad Ciudadana elegidos en 2017; Vanesa Siley (Judiciales), Walter Correa (Curtidores) Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores). De hecho para octubre esperan estos resultados o tal vez mejorar esa marca.

En primer lugar surge el núcleo moyanista, liderado por Facundo Moyano, quien el 10 de diciembre termina su mandato como diputado por el Frente Renovador y el canillita Omar Plaini, quien también fue diputado hasta 2017. Por el lado de la Corriente Federal sugieren el nombre de Héctor Amichetti Pablo Biró y por último desde la CTA de Hugo Yasky apunta al líder de Suteba, Roberto Baradel.

Por lo bajo los díscolos sueñan con integrar casi un tercio de las listas legislativas aunque por lo bajo señalan que hay que diagramar una lista competitiva, es decir con un par de nombres importantes. Posiblemente luego de octubre propondrán algunos nombres para cargos ministeriales. A su vez también saben el apoyo de Héctor Daer a la fórmula Fernández-Fernández.

Entre tanto la CGT juega un papel importante. La dupla Daer-Carlos Acuña culmina su mandato en 2020 y por ahora no hay rastros de que adelanten los comicios. Del mismo modo los “gordos” y los “independientes”, ratificaron que el año próximo retomarán el diálogo con los díscolos. En contraste los disidentes insisten en que deben elegirse autoridades antes del próximo Gobierno.

Vea también: Gremios disidentes ya pujan por candidatos y nueva CGT




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *