Uribe habló sobre colaboraciones a las FARC

85

Colombia.- El líder de la oposición colombina, el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, aseguró este fin de semana que la financiación “extranjera al terrorismo”, que para él es representado en ese país por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), no proviene únicamente por parte de la constructora brasileña Odebrecht.

A través de un video publicado en su cuenta de Twitter el senador afirmó que en su país la financiación extranjera al terrorismo no viene de forma exclusiva de Odebrecht, ya que las FARC y ELN, que no se conforman con el dinero obtenido por secuestros, extorsión y narcotráfico, también han recibido “jugosas sumas” por parte de manos extranjeras.

De este modo, Uribe se ha referido a la revelación publicada por la revista brasileña “Veja”, en donde se dejó saber que Odebrecht habría admitido que se realizaron pagos a las FARC en Colombia durante la década de los años noventa para que se pudieran realizar “sin problemas” varias obras de infraestructura.

Según confirmó el legislador, la amnistía que fue aprobada para todos los auxiliadores del terrorismo en Colombia dejará a Odebrecht con impunidad y añadió que las FARC no van a tener que devolver el dinero obtenido, “mientras muchos colombianos serán llevados a la inquisición del terrorismo para ser juzgados por haber sido extorsionados por paramilitares”.

Santos también aseguró que a los pagos realizados por Odebrecht a las FARC se suman también otros factores de ilegitimidad con respecto al acuerdo de paz firmado por el Gobierno colombiano y ese grupo guerrillero en Bogotá el pasado 24 de noviembre.

Con respecto al ELN, Uribe dijo que recibió pagos de la multinacional Mannesmann, que en su momento constituía una de las empresas que hacía construcciones en el oleoducto Cañón Limón-Coveñas, que en la actualidad es el más importante de Colombia.

Por otra parte, agregó en sus declaraciones que el alemán Werner Mauss cobraba rescates a varias empresas y también a ciudadanos colombianos por secuestros del ELN y que él mismo fue apresado cuando cumplía el cargo de gobernador de Antioquia pero que “su impunidad fue presionada por el alto Gobierno de Colombia y por la cancillería de Alemania”.

Mauss estuvo preso junto a su esposa Ida algunos meses entre los años 1996 y 1997, luego de haber intervenido como mediador durante la liberación de una ciudadana alemana secuestrada por el Ejército de Liberación Nacional, pero luego fueron declarados inocentes de todos los cargos imputados.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *