Uruguay acoge a la comunidad LGBT

131

Uruguay.- La comunidad LGBT ha encontrado en Uruguay un refugio sin prejuicios.

El presidente de la Cámara Uruguaya de Negocios LGBT, Oscar Iroldi, informó que en ese país la comunidad LGBT ya asciende a más de 300 mil personas.

La cifra, según Iroldi, aumentó debido a la llegada de turistas que buscaban un lugar para disfrutar sin ser discriminados y terminaron quedándose, por el respeto con el cual fueron tratados.

Y es que en este país sureño se han realizado grandes esfuerzos por erradicar la discriminación por preferencias sexuales o identidad de género.

[pullquote]Uruguay es el único país de las Américas en que existe una total equiparación de derechos[/pullquote]

El matrimonio igualitario, la adopción entre parejas del mismo sexo y la gratuidad de los tratamientos para hacer la transición sexual, son algunos de los beneficios que ven en Uruguay los extranjeros.

La Asociación Internacional de Gays y Lesbianas contabilizó 73 naciones que consideran que la homosexualidad es un delito con penas de prisión. En 13 de ellos se le considera elegible para la pena de muerte.

Rusia es uno de los países donde más se observan casos de violencia contra los homosexuales. Aunque ya no se le considera un delito con pena de cárcel, el presidente de ese país, Vladimir Putin, prohibió la propagada LGBT, lo que llevó a muchos de sus habitantes a exiliarse y escoger Uruguay como destino.

El hospital Saint Bois, de Montevideo, es uno de los establecimientos sanitarios que ofrece de manera gratuita los tratamientos de hormonas  necesarios para el cambio de sexo.

Hospital Saint Bois en Montevideo

Daniel Márquez, director de este programa en el Saint Bois, informó que en el hospital comenzaron el tratamiento de transformación 160 personas, de las cuales 10 eran extranjeras.

“Uruguay es el único país de las Américas en que existe una total equiparación de derechos”, afirmó Iroldi.

Aunque existe resistencia en los ciudadanos no LGBT, las normativas están generando un cambio en la población, aseveró el presidente de la Cámara Uruguaya de Negocios LGBT.

Según las cifras que maneja esta Cámara, más del 80% de los ciudadanos uruguayos aprobó el matrimonio entre personas del mismo sexo, un aumento de 18 puntos porcentuales del inicial 62% que lo apoyaba al momento de votarse la ley.

El Estudio Mundial de Valores reveló que solo al 10% de los uruguayos “no le gustaría tener de vecino” a un homosexual. En 1996 la cifra de ciudadanos que rechazaba a la comunidad LGBT era del 45%.

Uruguay se ubica a la cabeza de los países de Latinoamérica en cuanto al respeto a la diversidad sexual y en el mundo solo es superado por Suecia, Holanda, Australia y España.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *