LGBT

Uruguay aprobó Ley Integral para Personas Trans

La norma se discutió en una sesión extraordinaria que empezó en la tarde del jueves 18 de octubre y duró unas 10 horas

La Cámara de Diputados de Uruguay aprobó este viernes la Ley Integral para Personas Trans. Esta normativa establece medidas para revertir la discriminación y avanzar en la garantía de derechos como el acceso al trabajo, vivienda e intervenciones quirúrgicas que ahora será promulgada por el Gobierno.

Tras recibir el aval de aprobación del Senado, la Cámara de Diputados sometió a votación la ley, resultando aprobada con 66 votos a favor de los 88 legisladores que hacen vida en el recinto parlamentario.

La norma se discutió en una sesión extraordinaria que empezó en la tarde de este jueves y se prolongó por diez horas, culminando en la madrugada del viernes, tras la intervención de cerca de 40 parlamentarios, quienes expusieron sus argumentos a favor y en contra de la nueva normativa.

La diputada oficialista del Frente Amplio, Manuela Mutti, señaló que la aprobación de la Ley Integral para Personas Trans hace que Uruguay avance no solo “en derechos, en democracia” sino también “en posibilidades de realmente tener una sociedad más participativa y más justa y que, sobre todo, apunte a su escalón más débil”.

“Si bien todos tenemos derechos desde que nacemos (…), después uno conoce el país real, el país legal, (se da cuenta de que) falta mucho para andar y si necesitamos legislar de forma más puntual ante determinadas situaciones. Esta población (…) tiene permanentemente los derechos vulnerados y no debería ser así. (Y eso pasa) por su condición de género y reconocerse como tales”, sostuvo.

Algunas facilidades que ofrece

La ley establece facilidades para el cambio de nombre de las personas trans en el Registro Civil y obliga a los poderes Legislativo, Ejecutivo y Judicial, a los Gobiernos departamentales, a los entes autónomos y a otras oficinas públicas a destinar, por año, el 1 % de sus puestos de trabajo a esa población.

El proyecto establece un régimen reparatorio para las personas nacidas antes de diciembre de 1975 que, por causas relacionadas a su identidad de género, hayan sido víctimas de violencia institucional o hayan sido privadas de su libertad.

Por otro lado, uno de los artículos que despertó polémica en la opinión pública y entre los legisladores, es el que establece que los menores de 18 años no necesitan la autorización de sus padres para cambiar su nombre o recibir tratamiento hormonal.

“Las personas menores de 18 años de edad deberán concurrir a realizar la solicitud de adecuación registral de nombre y sexo acompañadas de sus representantes legales, o acreditando el conocimiento de estos de la realización del trámite, y, en todo caso, prestando su anuencia expresa al mismo”, subraya la normativa.

En caso de no obtener la autorización, el menor podrá recurrir a lo establecido en el artículo 110 del Código Civil y 404 del Código General del Proceso donde se debe tener en cuenta “el interés superior del menor”.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close