Uruguay: Dos mil becas con un futuro incierto

Must read

Uruguay.- De  aprobarse en el Senado el Art. 185, el último de la Rendición de Cuentas, la cual elimina los beneficios fiscales por donaciones de empresas para universidades privadas, aproximadamente unos 2.250 estudiantes podrían  perder las becas obtenidas –las cuales son d vital importancia para cada uno-, muchos tienen becas completas, les cubren la totalidad de la cuota o un alto porcentaje de esta. Este cálculo surge desde la cantidad de becas otorgas por las cinco universidades de Uruguay.

El artículo, que fue aprobado el pasado jueves en la Cámara de Representantes con los 49 diputados presentes del partido Frente Amplio y uno del partido Unidad Popular, fue promovido por la diputada del IR Macarena Gelman.

Conforme a la ley 18.083 del año 2006, las empresas pueden computar el 75% de lo donado como pago a cuenta del Impuesto al Patrimonio y del Impuesto a las Rentas de las Actividades Económicas (IRAE). Las empresas descuentan al mismo tiempo el IRAE del gasto en el que incurren -es decir, de ese 25% restante-, con esto el monto que pueden descontar es el 83%. Tomando en cuenta que las donaciones de las empresas a las universidades privadas están alrededor de los $ 44 millones, este mecanismo hace que el Estado termine resignando un ingreso aproximado de unos $ 36,5 millones y los privados aporten $ 7,5 millones, lo que Gelman reprocha motivado a que ese dinero tendría que fortalecer a la educación pública.

Para cuidarse, las universidades privadas emitieron un comunicado a la opinión pública en la cual mantienen que esa renuncia fiscal resulta insignificante teniendo en cuenta que el gasto público anual en Educación en 2015 fue aproximadamente de unos US$ 1.500 millones. «Las donaciones recibidas por las universidades privadas supusieron un 0,1% de este monto», mantiene la misiva.

Las universidades temen que de aprobarse esta medida en el Senado muchos estudiantes, específicamente los de bajos recursos, no accedan a becas y que diversos proyectos de investigación también queden truncos. No obstante, solo dos de cada cien de los jóvenes de los sectores más desfavorecidos de la sociedad llegan a la universidad en Uruguay, como reveló el informe «Logro y nivel educativo alcanzado por la población 2015», presentado por el Ministerio de Educación y Cultura la semana pasada.

More articles

Latest article