Uruguay: Otorgaron pensión a hijos de madres asesinadas

113

Uruguay.- Los casos de crímenes domésticos comúnmente dejan a los infantes en un escenario muy delicado. En muchos casos, su madre es liquidada y su padre es encarcelado o se suicida.

Ante esa perspectiva que se ha repetido durante los últimos años, el Congreso ratificó una legislación (18.850) que instituye una pensión y una retribución familiar específica para socorrer económicamente a esos infantes cuyas madres fueron asesinadas.

Según reseñó el portal de El Observador de Uruguay, la regla, certificada durante la administración de José Mujica, concede un monto mensual de $ 9.444. Los favorecidos son los hijos solteros menores de 21 años de edad que no posean medios propios de vida y se encuentren estudiando y los hijos solteros mayores invalidados para todo empleo. Hoy por hoy, existen 172 personas que se encuentran cobrando ese monto, participaron al mencionado medio fuentes cercanas al Banco de Previsión Social (BPS). Es una pensión para descendencias de personas muertas como resultado de un hecho de intimidación doméstica, que estén cursando estudios en academias de instrucción públicos o privados, o sufran una incapacidad física o psíquica que les imposibilite acceder a un trabajo remunerado”, aclaró el Banco de Previsión Social a través de su portal web. Este estatuto conservó una fuerte promoción de parte de la sociedad civil, a través esencialmente del colectivo Mujeres de Negro.

Resultado de imagen para niños huerfanos

Tiempo después de sancionada la decisión, las organizaciones la aprecian pero lo discurren definitivamente insuficiente. Andrea Tuana, perteneciente a la Red uruguaya contra la violencia doméstica, dijo a El Observador  de Uruguay que resulta ineludible optimizar la herramienta. “Una deliberación de psicoterapia no vale menos de $ 1.000. Obviamente que con $ 9.000 uno no puede sacar adelante e impulsar la vida a un chiquilín”, expresó, aunque apreció que al menos exista una ayuda. “Antes no sucedía nada. Como un primer movimiento es muy significativo, pero entendemos y comprendemos que no es suficiente en lo más mínimo. Un infante que soporta un trauma de esta naturaleza requiere de mucho apoyo. Deberíamos conseguir fortificar este apoyo porque verdaderamente casi la mitad del capital se va en una psicoterapia que, sin dudas, resulta una primera penuria en estos casos”, sustentó Tuana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.