Uruguay preocupado por crisis en CIDH

Durante una intensa asamblea por la situación de Venezuela y el cruce de acusaciones entre este país y Estados Unidos, Uruguay expresó su preocupación por el desmantelamiento de áreas fundamentales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Nuestro país alienta a los países del hemisferio a reafirmar su compromiso con el sistema interamericano y buscar soluciones conjuntas”, aseguró el canciller de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, quien hizo referencia a la crisis que atraviesa la CIDH durante la sesión en la Organización de Estado Americanos (OEA).

En ese sentido, Nin Novoa enfatizó que “con corrupción en los países es muy difícil capitalizar la ayuda externa o promover los derechos humanos”, por lo que exhortó a los países miembros de la OEA a abogar por el fortalecimiento de las instituciones en los diferentes países sin intervenir en la soberanía de los mismos y además ofreció a Uruguay como sede para una de las sesiones de la comisión interamericana en 2017.

A través de un comunicado, divulgado el 1 de junio de 2016, la cancillería uruguaya recalcó que la CIDH “es uno de los órganos principales de protección del hemisferio, cuyo principal mandato consiste en promover la observancia de los derechos humanos en la región y actuar como órgano consultivo de la OEA en dicha materia”.

Al calificar a la comisión como un histórico referente internacional por su gran labor de velar por la promoción y protección de los derechos humanos, Uruguay considera que “se deben tomar medidas urgentes que garanticen el adecuado funcionamiento de la CIDH, tomando esta situación crítica como una oportunidad para reforzar la existencia de una estructura robusta a través de cada uno de los instrumentos del Sistema Interamericano”.

El pasado 23 de mayo, la CIDH informó a través de un comunicado que atraviesa una crisis financiera extrema que tendrá graves consecuencias en su capacidad para cumplir con su mandato y funciones básicas; en tanto, suspendieron las visitas previstas para este año y dos periodos de sesiones.

“La CIDH expresa su profunda aflicción ante las víctimas, los peticionarios y las organizaciones de la sociedad civil que tenían planificado participar en audiencias, reuniones de trabajo y otros espacios previstos para las sesiones de octubre”, manifiesta el comunicado, donde recalcan la necesidad de recibir fondos o compromisos escritos de donaciones antes del 15 de junio.

Más reciente, en un comunicado emitido esta semana, la CIDH agradece los compromisos de apoyo financiero que han manifestado estados miembros de la región. “La Comisión valora y agradece las contribuciones extraordinarias realizadas por Antigua y Barbuda y por Chile, tras el anuncio sobre la grave crisis financiera que se enfrenta. Asimismo, la CIDH valora los ofrecimientos de aportaciones financieras por parte de Argentina, Canadá, Colombia, Estados Unidos, Panamá y Uruguay”.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email