Usain Bolt quiere despedirse a lo grande en Río

Usain Bolt quiere despedirse a lo grande en Río

Juegos Olímpicos 2016.- Los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016 estarán marcados por algo de nostalgia, dado a que será el escenario donde uno de los más grande del atletismo jamaiquino y mundial – Usain Bolt – se retirará de este tipo de competiciones, luego de estar activo desde el año 2004. Sin duda será recordado como el hombre más rápido de la tierra.

El debut de Bolt en unos Juegos olímpicos data desde el año 2004 en la edición de Atenas, donde no obtuvo muy buenos resultados dado a una lesión en la pierna y terminó elminado en primera ronda de los 200 metros. Sin embargo, el oro comenzó a ser el color predilecto de Usain a partir de Pekín 2008 en China, donde pulverizó la marca de Michael Johnson (19.32), llevándolo a 19.30, pero eso no fue suficiencia dado a que arrasó en los 100 metros  (9.69) y en el relevo con la selección de Jamaica para un registro de 37.10.

Ya para Londres 2012, el corredor siguió engrandeciendo su leyenda debido a que logró rebajar su récord en los 100 metros, a 9.63, además de salir airoso en los 200 metros, siendo el primer atleta en ganar las dos competiciones de manera consecutiva y a lado de sus coterráneos Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake, logró conquistar nuevamente un triplete, al conseguir la victoria en el relevo 4×100, con una nueva plusmarca mundial de 36,84.

Ahora con 29 años de edad la vida deportiva le dio la oportunidad de llegar al escenario carioca, donde dicho por él mismo su principal meta es ir por el triplete olímpico, algo nunca visto en la historia del atletismo. De igual manera buscará romper su marca de los 200 metros planos – buscara hacerlo por debajo de los 19 segundos-, “es algo que realmente quiero”, declaró a medios de comunicación.

En la actualidad “Usain Gold” es amo y señor de las mejores marcas en la historia de los 100 y 200 metros, tal cual como lo dejó demostrado en el campeonato Mundial de Alemania (2009) cuando el jamaiquino logró estas marcas, parando el marcador a los 9,58 y 19,19 en los 100 y 200 metros, respectivamente.  Ahora la cita de Brasil es una oportunidad más para demostrar de que está hecho el hombre más rápido del mundo, y una oportunidad más para dejar huella en la historia de la disciplina.

Rubén Otamendi Tillero

Rubén Otamendi Tillero

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email