Uso del diésel en Colombia perjudica la calidad del aire

47

Colombia.- Un informe de la Universidad de los Andes reveló que el uso del diésel en Colombia incrementa la escala de contaminación los Día sin Carro en Colombia, por eso se plantearon nuevamente cómo proteger al ambiente.

Expertos colombianos se preocupan por la calidad del aire en las ciudades, ya que el deterioro del mismo es evidente. Aunque han hecho un esfuerzo por aplicar y diseñar estrategias  para disminuir la contaminación, no ha sido posible.

Entre los planes que se han aplicado en Colombia para mejorar la calidad del aire destacan Pico y Placa Ambiental y el Día sin Carro, pero ambos han dejado balances nada satisfactorios. Así lo reveló el informe de la Facultad de Medicina y de la Vicerrectoría de Investigaciones de la Universidad de los Andes.

Según el grupo de expertos que participó en la investigación, la restricción del uso de los carros en Bogotá “funciona para mejorar la movilidad, pero no para optimizar la calidad del aire y proteger al medioambiente”.

La razón es que la jornada de los días de parada sí logra que 1,5 millones de carros se paren, pero la administración obliga a que circulen los buses, que operan con diésel, para cubrir la demanda de transporte.

Uso del diésel en Colombia

Los días de parada en Colombia no son efectivos. Esos buses generan altos índices de contaminación, según lo indicó el indicador de la Environmental Protection Agency (EPA).

En el ejercicio usado para demostrar que sí contaminan, los expertos midieron la calidad del aire semanas antes de los días de parada, lo que evidenció que la contaminación disminuyó en 2 por ciento. El humo que se produce en Colombia contiene PM 2,5, un material que produce el humo de los carros y es altamente peligroso para la salud de los humanos.

Luis Jorge Hernández, médico y director del Grupo de Salud Pública de la Universidad de los Andes, precisó que “la contaminación es producida por los autobuses y no por los carros particulares que provocan los trancones en Bogotá”.

En el estudio concluyeron que “el transporte público es el que más contamina por el tipo de material que produce en la ciudad”. Así lo certificaron los profesores Jorge Bonilla y Fernando Carriazo, del Grupo de Estudios sobre Economía Ambiental, Recursos Naturales y Aplicada.

 



Periodista venezolana