Vaticano creó proyecto humanitario para inmigrantes venezolanos

El Vaticano presentó el proyecto “Puentes de Solidaridad” para ayudar y prestar asistencia a inmigrantes venezolanos en países de Sudamérica.

Este programa consiste en crear centros de servicio y albergues para migrantes vulnerables, asistencia en vivienda y búsqueda de trabajo e inclusión social y facilitación de accesos a servicios de educación y salud.

El Vaticano obedeció a la petición del papa Francisco de “recibir, proteger, promover e integrar a inmigrantes y refugiados”. Además, el plan pastoral fue creado frente el elevado número de inmigrantes venezolanos en Sudamérica.

Vea también: Venezuela: Fedecámaras espera que se reviertan medidas impuestas contra Banesco

Las Conferencias Episcopales de Ecuador, Colombia, Brasil, Perú, Paraguay, Chile, Bolivia y Argentina, junto al dicasterio (ministerio) del Vaticano, preparan el proyecto que ayudará a “varios cientos de miles de venezolanos”.

Desde septiembre de 2017 las conferencias episcopales de los ocho países comenzaron la elaboración del proyecto.

Además, está previsto organizar un curso de “Advocacy” (Patrocinio) para formar a los trabajadores de las conferencias episcopales. Entre las ayudas que se darán a los inmigrantes está también la de “incidencia política y asistencia legal”.

Las conferencias episcopales además buscarán realizar campañas de sensibilización de las comunidades locales ante el fenómeno migratorio.

El subsecretario del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano integral, Fabio Baggio, explicó que ayudarán a “cientos de miles”. Por ello señaló que el Vaticano destinó 400.000 euros por año para repartir entre los ochos países.

Apuntó que donaciones privadas se unirán a los fondos que destinará cada conferencia episcopal.

Baggio explicó que el papa fue informado en septiembre de la propuesta y animó a seguir adelante para “ayudar y asistir” a los inmigrantes venezolanos.

“Estaba muy feliz porque la iniciativa surgía de la colaboración de las conferencias episcopales, que es lo que él desea”, dijo Baggio.

Por el momento la Iglesia de Venezuela no está incluida en el proyecto, pero Baggio valoró la colaboración positiva que están teniendo los gobiernos de los ochos países implicados a la hora, sobre todo de ayudar en la asistencia para las gestiones burocráticas, como la regularización de estos inmigrantes.

Rossana Ruiz

Rossana Ruiz

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email