Vázquez pidió trazabilidad de compromisos gubernamentales

68

Uruguay.- “Que los ofrecimientos no permanezcan solo en palabras”, demandaron una y otra vez los pobladores de la localidad Coronilla, en donde se efectuó el último Consejo de Ministros abierto. La preocupación hacía alusión a las obligaciones que ocupa el gobierno frente al pueblo cada vez que deja la ciudad de Montevideo para recorrer una capital comarcal o una pequeña zona del interior de la nación.

Pero la administración uruguaya deberá expresar algo cada vez que le soliciten una rendición de cuentas en referencia a los encargos “mensurables” y “viables” a los que se comprometió reconocer durante las recepciones privadas entre los ministerios con colocaciones de la sociedad civil, o como parte de las mediaciones oficiales de los vecinos en la asamblea del Consejo de Ministros sincero.

A petición del mandatario Tabaré Vázquez, cada uno de los entes ministeriales hace un seguimiento de las preocupaciones que se le enuncian y de las operaciones que resuelve brindar para corregir esas dificultades puntuales. Toda esa información se encuentra siendo concentrada y reglamentada en la órbita de Presidencia, y cuando Vázquez lo faculte se dará a conocer de forma pública.

Hasta el momento, existe un noventa por ciento de esos encargos manifestados por la ciudadanía en “realización” o “ya consumados”, acotó una fuente de gobierno. El informante indicó que ésta cantidad percibe solicitudes que sean de tipo programáticas y que obedezcan a una necesidad real.

Estas peticiones de “democracia inmediata” y “descentralización” franquearon a ser uno de los pilares primordiales de lo que el mandatario autorizó como “gobierno de proximidad”. Esa práctica, que Vázquez impulsa desde su tiempo como administrador cuando recorría diferentes barrios de Montevideo y que tuvo su primitiva práctica nacional durante el primer gobierno del Frente Amplio, asumirá su momento internacional.

Invitado por el mandatario de Francia, Francois Hollande, el presidente llegará a  la ciudad de París los primeros días del mes de diciembre para contar la experiencia de Uruguay en un congreso mundial sobre la concordancia entre gobierno nacional y los ciudadanos.

“Es una manera de trabajar, un procedimiento de trabajo como tantos otros, pero nos parece que es el procedimiento más conveniente para una nación con una población pequeña y un departamento chico. Estar en relación directa con la población resulta  bueno en el sentido que gobierno puede tomarle el pulso a la realidad de la nación, viendo y conversando con la gente. Se asimila mucho conversando con la población”, apreció el mandatario durante el último Consejo de Ministros abierto en la localidad de La Coronilla.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *