Lomas de Zamora-segundoenfoque

Vecinos de Lomas de Zamora se quejaron de la inseguridad en la zona

152

El asesinato de Iván Gregorio Echeverría, de 18 años de edad, desató la molestia de los vecinos de Lomas de Zamora, sudoeste de Buenos Aires, quienes expresaron que este hecho no es un caso aislado y denuncian que “hace un mes que la región está desprotegida”.

Por eso, planean llevar a cabo una marcha para solicitar más seguridad y que instalen un módulo policial en el puente Juan XXIII, por donde los adolescentes del vecindario van hacia la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ).

“En varios lados está pasando lo mismo. Esto es imposible de frenar, tienen que buscar la solución”, indicó uno de los vecinos.

Vea También: Hijo de una diseñadora argentina murió tras accidente en Canadá

Habitantes de Loma de Zamora piden seguridad

En declaraciones a un canal de televisón, el hombre narró que todas las mañanas lleva a su mujer a su trabajo. Van con miedo a que los roben. “¿Tenemos que adquirir un arma para defendernos?”, se cuestionó.

Su pareja afirmó que la inseguridad no es una sensación porque son sus familiares los que pierden la vida a manos de la delincuencia. Por tal motivo, están atemorizados. Hay un grupo de delincuentes en el vecindario, los conocen todos y nadie hace nada”.

Otro vecino comentó que “esta región hace rato que está sin protección, más de un mes” y una mujer se quejó de que “las cámaras para las fotomultas andan todas, pero la que está en la escena del delito no trabaja”.

Finalmente, un hombre dijo que hace más de 10 años solicitaron un módulo policial debajo del puente Juan XXIII y todavía las autoridades no les dan respuesta.

“Ese puente sirve como vía de escape para las motos y las bicicletas, dado que les hurtan a las mujeres, a los ancianos y a los chicos que van del colegio”, manifestó y agregó que “este vecindario cada vez está más picante”.

El delito de Iván se registró a las cinco de la mañana del sábado. En concordancia al testimonio de sus familiares y algunos presentes, el chico había salido en la madrugada de su trabajo y se paró a cargar combustible en una estación de servicio, localizada en Juan XXIII y Madrid.

A pocos metros, dos motochorros que merodeaban la región se le pusieron al lado y lo amenazaron con un arma para robarle la moto.

Iván habría intentado huír, pero los dos ladrones lo alcanzaron y sin decir nada más le dispararon. Sin importar ello, los asaltantes escaparon sin llevarse la moto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *