Venezolana fue asesinada por su expareja en España

78

Tenerife.- Una mujer venezolana fue asesinada por su expareja en Tenerife, España. La occisa identificada por las autoridades españolas como Jennifer H.S de 46 años se convirtió en la primera víctima de violencia de Género en España este año.

La mujer falleció producto de las múltiples puñaladas que recibió con un arma blanca. Su expareja, un hombre canario de 68 años se dio a la fuga luego de cometer el crimen llevándose a una niña de 9 años, nieta de la fallecida y a quien reconoció como su hija para que pudiera acceder a la nacionalidad española.

La niña se encuentra bien, pues el hombre la dejó en casa de unos amigos tras salir de la vivienda donde ocurrió el crimen.

La víctima ya había denunciado a su ex pareja por agresiones apenas el pasado 8 de enero. Sin embargo se celebró un juicio rápido donde la venezolana aseguró que no necesitaba protección ni orden de alejamiento contra el europeo. La causa se archivó.

Vale destacar que ambos compartían la misma vivienda a pesar de no tener relación sentimental alguna.

Pero este viernes el hombre y la mujer presuntamente sostuvieron una discusión en la casa que se encuentra ubicada en el ayuntamiento de Los Realejos. Fueron los vecinos quienes alertaron a los agentes de la policía sobre los gritos y pedidos de ayuda. Estos al llegar a la casa se consiguieron con la dantesca escena.

El sexagenario en su huida y al saberse perseguido por la Guardia Civil en la persecución perdió el control del auto y colisionó contra un vehículo volcándose.

Se encuentra en estado grave

Tras volcarse debido al choque vehícular el asesino fue rescatado y trasladado a un centro asistencial donde los galenos aseguraron a las autoridades que se encuentra grave por los golpes y heridas que recibió durante el accidente vial.

Los ocupantes del otro vehículo no sufrieron mayores daños y están fuera de peligro. En el ayuntamiento Los Realejos este hecho ha causado gran conmoción entre la colectividad por lo que el alcalde Manuel Domínguez decretó dos días de luto oficial.

El burgomaestre manifestó su rechazo a la violencia doméstica. Hasta el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se pronunció sobre el hecho manifestando su condena a estos actos. Además envió condolencias a los familiares de la víctima.