Venezolanos encontraron empleo en los cafetales colombianos

136

Las zonas cafeteras colombianas brindaron la oportunidad a muchos venezolanos de recolectar granos de café ante la escasez de mano de obra.

Aún sin la experiencia requerida en esta actividad se les empleó y fueron aprendiendo el oficio a medida que trabajan.

Hasta ahora hay 400 venezolanos trabajando en la recolección de la cosecha ubicados en el Eje Cafetero de Colombia, que lo forman las provincias de Risaralda, Caldas y Quindío.

Bienvenidos los venezolanos 

Néstor Serrano, Director Ejecutivo del Comité Departamental de Cafeteros de Santander, señaló que los venezolanos son bienvenidos a trabajar en la caficultura ya que el déficit de recolectores oscila entre 60.000 trabajadoresy la mano de obra venezolana ha resultado muy positiva porque han bajado los costos de producción pues la recolección representa el 60% de los costos y al escasear la mano de obra suben las exigencias económicas. 

El Director Ejecutivo del Comité de Cafeteros de Risaralda, Jorge Humberto Echeverri, expuso que hace unos años este comité desplegó el “Plan  Cosecha”, el cual consiste en hacer llamados mediante campañas publicitarias solicitando trabajadores para el sector cafetero.

Instalaron puesto de control en el terminal de transporte de Pereira con el fin de recibir a los recolectores y ubicarlos en las zonas de trabajo. 

Asimismo indicó que esta zona produce en el segundo semestre del año 55%de la producción nacional y el 45% en el primer semestre.

Salario y beneficios

Entre los tantos venezolanos que han entrado a trabajar como recolectores se encuentran agricultores, médicos, ingenieros, etc., que a pesar de la inexperiencia en este campo se unieron para lograr la meta de recolección diaria que oscila de 100 a 1200 kilos.

Los venezolanos pueden ganar hasta 70.000 pesos diarios (23 dólares) que equivale a mucho más que el salario mínimo en su país.

Al igual que les favorece la cercanía de su país y las facilidades de comunicación. Asimismo cuentan con alimentación y un lecho para dormir de forma limpia y segura y la garantía de que no serán explotados laboralmente pues se les paga igual a todos.