Venezuela: Choroní y la comunidad LGBT

308

Venezuela.- La Comunidad LGBT en Venezuela ve en Choroní como una zona de total tolerancia hacia ellos.

Choroní forma parte de una de las zonas costeras más impresionantes de Venezuela, y que por su interés turístico ha sido hogar de miles de visitantes año tras año. Sin embargo, en el último tiempo se ha comprobado que gran parte de estos “pobladores” temporales forman parte de la comunidad LGBT, hasta el punto de que ellos mismos la declaren como una de las pocas zonas de Venezuela donde hay una gran tolerancia hacia ellos, algo que en el país no suele acostumbrar.

[pullquote]Esta zona “friendly” le ha originado grandes ganancias a este lugar turístico, por lo que negar su hospedaje en posadas significaría pérdidas a sus propietarios.[/pullquote]

Es muy normal ver grandes grupos de hombres, mujeres o transexuales llegar a esta zona, que más allá de conservar su propio estilo y tradición colonial, también posee varias de las playas más exóticas del Caribe. En otras épocas, las posadas no permitía la residencia a personas de la comunidad LGBT, pero todo esto ha cambiado en los últimos años, claramente ha influenciado mucho el factor turístico.

Intereses ante todo

No es ningún secreto que hay una gran cantidad de homosexuales en este país, pero lo cierto es que cada vez más se sienten cómodos con su sexualidad y el destino por excelencia para pasar unos días de “relax” es en Choroní. Un administrador de estas numerosas posadas afirmó en el anonimato que prácticamente entre el “25 0 30%” de sus clientes en el presente año, son de la comunidad LGBT.

Cabe destacar que esto es en temporada baja, pues en épocas vacacionales evidentemente las cifras aumentan considerablemente. Esto ha originado un mayor número de visitantes y por ende, mayores ganancias a los propietarios de estas residencias. Comprendieron que la negativa a estas personas, simplemente les produciría pérdidas.

Zona de tolerancia

En Playa Grande llama la atención varias banderas con los colores tradicionales de la comunidad LGBT, pues se le considera un sitio “friendly”. Un joven con un peculiar traje de baño en compañía de una pareja de mujeres afirmaron que en Choroní se sienten mucho más tranquilos y libres que en sus respectivas ciudades, pues pueden “expresarse sin temor a ser humillados” por su sexualidad.

Claramente, el tema homosexual suele ser algo tabú en el país, una nación que todavía mantiene tradiciones inclinadas al machismo en todos los ámbitos. En las últimas semanas se introdujo una propuesta a la Asamblea Nacional por parte de representantes de la comunidad gay para que se estudie la posibilidad de aprobar el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero todo está en “veremos”.

Ante ello, Choroní representa una oportunidad y una ventana al futuro para esta comunidad, que ve como ha cambiado la actitud de los pobladores de esta zona turística hasta el punto de ser totalmente tolerables ante sus costumbres, tradiciones y atuendos.



Periodista venezolano.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *