Venezuela: ¿Cómo se explica que los waraos son los más afectados por epidemia de sarampión?

En Venezuela, las comunidades de pueblos originarios abarcan un segmento pequeño, pero histórica y culturalmente muy importante de la población del país. Sin embargo, existe una comunidad étnica en particular que sufre las consecuencias de las pésimas políticas de salubridad del gobierno venezolano.

Se trata de los waraos. Este grupo habita en el estado Delta Amacuro, al nororiente de Venezuela. Y es en esa entidad donde precisamente se vive en estos momentos una epidemia de sarampión que el gobierno de Nicolás Maduro ha mantenido oculta.

Así lo han denunciado reiteradamente médicos y organizaciones no gubernamentales de ese estado. Y así lo constatan las estadísticas extraoficiales en materia de salud pública, esto a pesar del oscurantismo de las autoridades.

Las mayores víctimas de esta epidemia son los miembros de la etnia warao. Y aunque hasta ahora no hay cifras sanitarias oficiales, la Dirección Regional de Salud de Delta Amacuro confirmó 12 muertes por sarampión en dos municipios: Tucupita y Pedernales.

Esos decesos correspondieron a niños, en su mayoría menores de seis años, y se registraron entre diciembre 2017 y marzo de 2018, según explicó Reynaldo Márquez, médico deltano especializado en esa enfermedad.

El estado de los waraos

Lamentablemente, hay una realidad que permanece ensombrecida detrás de esa tierra donde el gran Río Orinoco confluye en muchos otro ríos y caños que forman el Delta, y este a su vez se convierte en ramales que desembocan en el Océano Atlántico.

Pese a ser un paraíso natural, el sarampión afecta a una comunidad étnica en la que hacen vida 36.000 personas, quienes aún conservan intactas sus raíces y tradiciones ancestrales.

En Delta Amacuro se han procesado más de 160 casos sospechosos de sarampión. Esto es una prueba de que la epidemia se extiende por la zona y penetra con mayor en las partes rurales más vulnerables y desprotegidas por el Estado venezolano, que son en las que habitan los waraos.

Los casos potenciales de sarampión no solo ocurren en las jurisdicciones de Tucupita (capital del estado) y Pedernales, sino que también se expanden a los caños del Delta.

El Gobierno anuncio a mediados de 2017 una jornada de vacunación masiva entre los warao, pero la promesa solo quedó en palabras, pues el Ministerio de Salud ni siquiera se ha acercado a observar el estado de los pobladores afectados.

Lea también: Enfermedades como el sarampión están reapareciendo en Venezuela

 

Ricardo Serrano

Ricardo Serrano

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email