Venezuela: la aventura de emigrar por tierra

446

Venezuela.- Cada vez son más los venezolanos que en vista de la aguda crisis por la que atraviesa el país, deciden emprenden nuevos caminos en otras tierras. Para hacerlo, han debido pasar por diversas y engorrosas situaciones que permitan su traslado hasta el destino elegido.

La diáspora criolla se transforma en toda una travesía a contra tiempo, gastos, papeleo y esfuerzos para aquellos que desean emigrar sin escatimar en cuanto a métodos y vías de transporte.

Debido a los exorbitantes precios y la poca disponibilidad de conseguir boletos aéreos (los cuales en su mayoría se cotizan en moneda extranjera), para muchos, la vía terrestre se ha convertido en un recurso común a la hora de buscar nuevas oportunidades en tierras extranjeras.

Desde el preciso momento en el que el pasajero decide su destino, comienza la aventura de seleccionar la ruta y elegir dentro de las opciones que ofertan las diversas empresas de transporte terrestre.

Dentro de las empresas con mayor demanda dentro del grupo nacional de emigrantes, se encuentran las siguientes:

  • Compañía de transporte “Rutas de América”

Con más de 47 años brindando el servicio de transporte tanto en Venezuela, como en Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Brasil y Argentina. Entre los recaudos que deben consignar los pasajeros al momento de viajar, se encuentran el pasaporte y los antecedentes penales.

Para realizar las reservaciones en temporada baja, los viajeros deben adquirir los pasajes tres o cuatro días previos al viaje, mientras que en temporada alta, la compra se debe realizar con 30 días de anticipación.

  • Transporte terrestre “Eucatur”

Esta empresa está dedicada únicamente a recorrer la ruta desde Venezuela hasta Brasil, y dentro de los requisitos para el viaje, están la cédula de identidad o pasaporte y el certificado de fiebre amarilla, el cual debe ser emitido, como mínimo 10 días antes de la fecha de viaje.

  • “Sudamericano Express”

Esta línea de autobuses parte desde San Antonio del Táchira y tiene entre sus destinos a Colombia, Brasil, Ecuador, Perú y Chile.

Los viajes desde Venezuela hasta Ecuador parten de lunes a lunes, mientras que los buses que salen rumbo a Perú, operan de lunes a viernes.

 Hasta 12 días de viaje para llegar a Argentina

Los emigrantes del país petrolero que deciden trasladarse por carretera, deben viajar de 14 horas hasta 12 días para llegar hasta su destino final.

En cifras promedios, aquellos venezolanos que van hasta Colombia, pueden tardarse de 14 a 18 horas para pisar suelo colombiano. Lo que van a Ecuador o Perú, pueden durar entre 3 y 4 días viajando por tierra, mientras los que pretenden estabilizarse en Argentina, necesitarán armarse de paciencia para afrontar de 9 a 12 días de viaje.

Emigrantes profesionales

La migración venezolana se ha caracterizado por ser una migración de profesionales, así lo asegura el Dr. Tomás Páez, profesor titular de la Universidad Central de Venezuela, en su estudio publicado bajo el título de “La voz de la diáspora venezolana”, en donde comenta que la mayoría de los emigrantes venezolanos cuenta con una licenciatura y al menos una especialización. Además de experiencia en los campos en los que se han preparado.

YouTube y las redes: Experiencias compartidas

Debido a la creciente ola de este fenómeno migratorio, que ocurre por primera vez en en la historia del país sudamericano, han sido varios los venezolanos que se han dado a la tarea de contar sus anécdotas de viaje a través de los medios sociales, como blogs, redes, foros, grupos y YouTube.

Siendo las denuncias y las recomendaciones en cuanto a servicios, rutas y formas de viajar, son las más comunes.

En relación a los usuarios de YouTube, la gran mayoría relatan su experiencia como emigrantes en Ecuador, Perú, Chile y Argentina, siendo estos unos de los principales destinos del emigrante venezolano dentro del continente latinoamericano.

La realidad es que el complejo proceso por el que deben pasar los nacidos en la tierra de Simón Bolívar, con el fin de explorar nuevos horizontes, es tan solo una metáfora de lo difícil que resulta dejar su centro, su familia y hogar seguro, para con tan solo dos maletas y un morral, intentar colocar los cimientos de una nueva vida y una nueva realidad.