domingo, octubre 17, 2021
InicioInternacionalesVenezuela podría quedarse sin electricidad

Venezuela podría quedarse sin electricidad

Caracas.- Venezuela podría quedarse sin energía eléctrica en 60 días. Así lo ha dicho José Aguilar, consultor internacional en energía eléctrica.

Actualmente, la represa del Guri, principal generadora de energía del país, cuenta con 256, 21 metros sobre el nivel del mar, esta cuota podría llegar a 240 metros sobre el nivel del mar entre el 3 de marzo y el 12 de abril. Este nivel representaría un colapso total de la represa.

Según el ingeniero Aguilar, el uso excesivo del embalse, sumado al comportamiento actual del aporte del río Caroní, afectado por el fenómeno El Niño, provocaría que en menos de 60 días la principal fuente de energía del país deje de funcionar.

Desde 2010, la capacidad de generación térmica se habría duplicado pero el déficit de energía se triplicó y ahora es de 66 por ciento, a pesar de la inversión de 40 mil millones de dólares. «El gobierno recurre al Guri para cubrir ese déficit apostando a la generosidad de aportes de la cuenca del río Caroní. Una apuesta irresponsable y negligente teniendo los modelos predictivos», afirma José Aguilar.

Según el experto, se hace urgente implantar un plan nacional de racionamiento. «La corrección del racionamiento sería fuerte, pues el abuso ha sido muy acumulado y ahora el agua remanente es menor». Aguilar estima que los cortes de luz podrían ser seis veces más fuertes que los vividos en el año 2010. 

Si Venezuela hubiese logrado la generación térmica planteada, el embalse podría haber recuperado 9,2 metros por encima del cierre de 2015, lo cual representaría un 75% de su volumen útil.

El embalse de Guri, ubicado al sureste de Venezuela, es el más grande del país y el tercero del mundo. Representa además la segunda represa de América.

Desde julio de 2009 y hasta 2013, Venezuela experimentó una crisis eléctrica ocasionada principalmente por la sequía que provocó el Fenómeno El Niño. En ese momento, una de las medidas tomadas fue la de cortes programados en todo el país, exceptuando Caracas.

Para 2010, luego de las lluvias, los embalses habían recuperado sus niveles de agua y el racionamiento fue suspendido. Sin embargo, en el interior del país los cortes de electricidad, o «apagones» se siguen produciendo a pesar que en agosto de 2010 el Guri alcanzó su cota máxima. 

Según la CEPAL, la crisis eléctrica de esos años fue uno de los factores contribuyentes con la crisis económica que vive Venezuela desde 2009.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments