Venezuela sigue siendo el país más corrupto de Latinoamérica

118

Venezuela.- Transparencia Internacional (TI), una ONG anticorrupción, advirtió sobre  la “corrupción sistémica” y la “desigualdad social” que generan un contexto propicio para que se impongan los políticos populistas.

El peor país de América Latina sigue siendo Venezuela, que con tan solo 17 puntos se ubica 166° sobre 176 a nivel mundial.

Un poco mejor apreciados están Haití con 159°, Nicaragua con 145°, Guatemala con 136°, Honduras, México y Paraguay con 123°. Sobre México dijo que es un caso preocupante, porque es el que más puntos bajó: 5.

También genera interrogantes el retroceso de los dos líderes regionales, en Chile (4 puntos) y Uruguay (3).

Durante el 2016, la ONG apreció que en todo el mundo la corrupción sistémica y la desigualdad social se refuerzan recíprocamente, y esto provoca decepción en la gente hacia su clase política.

Los casos de corrupción como Petrobras y Odebrecht en Brasil, según expresó la ONG, muestran cómo la confabulación entre empresas y políticos arrebata a las economías nacionales millones de dólares de ingresos que son desviados para beneficiar a unos pocos, a costa de la mayoría.

Adicionalmente, destacaron que este “tipo de corrupción a gran escala y sistémica redunda en violaciones de derechos humanos, frena el desarrollo sostenible y favorece la exclusión social”.

Por ello, la posición de Brasil en el número 79ª en el índice de percepción de la transparencia ha descendido significativamente en comparación con cinco años antes, luego de “la revelación de sucesivos escándalos de corrupción en los que se vieron envueltos políticos y empresarios de primera línea”.

Continuaron diciendo que el país ha demostrado este año que, mediante el trabajo independiente de los organismos encargados de administrar la ley, “es posible exigir que rindan cuentas personas que antes se consideraban intocables”.

Por otro lado, TI destacó que, en los países con líderes populistas o autocráticos, frecuentemente “vemos que las democracias retroceden y se da un patrón alarmante de acciones tendientes a reprimir a la sociedad civil, limitar la libertad de prensa y debilitar la independencia del Poder Judicial. En lugar de combatir el ‘capitalismo clientelista’ estos líderes generalmente instalan sistemas corruptos incluso peores”.

José Ugaz, presidente de TI, afirmó que las puntuaciones de Hungría y Turquía -países con líderes autocráticos- descendieron en los últimos años. Mientras que la puntuación de Argentina, que dejo atrás un gobierno populista está comenzando a mostrar mejoras ubicándose en la escala de 95º.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *