Verónica Ojeda y Diego Maradona protagonizaron nuevo escándalo

156

En medio de un fuerte operativo de seguridad arribó al aeropuerto de Ezeiza Verónica Ojeda, afirmando que no volverá a México y para explicar su decisión ofrecerá declaraciones de su disputa con Diego Maradona, una vez que hable con su abogado.

Nuevamente la sombra de la violencia se cierne sobre la relación de Ojeda y Maradona, quienes hace pocos meses habían fumado la pipa de la paz en beneficio del hijo que tienen en común.

Como se conoce, Dieguito Fernando y Ojeda llegaron a la propiedad de “El Diez” para festejar el cumpleaños del pequeño con el fin de darle normalidad a sus vidas, tal y como lo habían recomendado los especialistas.

El idilio entre ambos duró muy poco y de inmediato comenzaron a surgir rumores de infidelidad, violencia y una nueva crisis que desencadenó la separación.

Extraoficialmente se conoció que la mediática abandonó Sinaloa en medio de denuncias de parte del exfutbolista, por lo que decidió contactar a un abogado.

Violento episodio

Tras su llegada al país, Ojeda ofreció una breve declaración que expresa que algo grave sucedió entre ambos en México: “Si Diego renueva con Los Dorados, igual a México no vuelvo más”.

Entre los rumores que surgieron estos últimos días destaca un episodio de violencia entre “El Diez” y su suegro, la abuela materna de Dieguito intervino y terminó internada a consecuencia de una crisis de nervios, que según indicaron le produjo un infarto.

Sobre tales dichos Verónica Ojeda no ha querido emitir opiniones al respecto ni ha hablado con los medios, solo se limitó a negar lo mencionado.

“Jamás permitiré que pase algo así. Recuerden que hay una familia de por medio y por sobre todas las cosas un menor de edad que es mi hijo”, aseguró.

El periodista Lio Pecoraro reveló que presuntamente Diego en un ataque de ira echó a Ojeda de su residencia, tras encenderse una pelea por unos mensajes subidos de tono entre él y Rocio Oliva. Al parecer Ojeda debió hospedarse en un hotel junto al niño y sus padres antes de partir a Argentina, donde fue atendida por  la PSA para poder ocultarse de los medios apostados a las afueras.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *