Víctimas de homofobia no denuncian ataques en España

España.- Los miembros del colectivo LGBT en Cataluña, España, no suelen realizar denuncias cuando son víctimas de ataques violentos.

Según el Observatori Contra l’Homofòbia (Observatorio Contra la Homofobia), cuatro de cada diez agresiones que atentan contra los derechos de la comunidad diverso sexual no llegan a ser del conocimiento de las autoridades policiales.

Sin embargo, algunos activistas aseguran que la cifra puede ser mayor, pues estas estadísticas incluyen los ataques que llegan a sus manos, pero las discriminaciones y acciones de homofobia contra las personas pertenecientes al colectivo LGBT se quedan muchas veces en el silencio.

[pullquote]Un 27,3 por ciento de las denuncias recibidas son hechas por profesionales que sospechan que ocurre una situación de discriminación por motivo de orientación sexual[/pullquote]

Las cifras fueron presentadas por el Observatorio como parte del informe “Fotografía del estado de la LGTBIfobia”, realzado con datos recogidos durante el primer semestre del año.

El 40,9 por ciento de los casos que son recibidos en la organización de derechos LGBT no son investigados ni se castiga a los culpables, pues las víctimas deciden no hacer la denuncia públicamente.

Un 27,3 por ciento de las denuncias recibidas son hechas por profesionales que sospechan que ocurre una situación de discriminación por motivo de orientación sexual, y se acogen al deber de intervenir para evitar una agresión mayor, tal y como está contemplado en la ley contra la homofobia.

A pesar de la falta de acción por parte de las víctimas, durante los primeros seis meses de este año aumentaron los procesos penales como consecuencia de actos hostiles cometidos contra miembros de la diversidad sexual. Estos casos pasaron de 2,38 por ciento en todo el año 2016, a 13,6 por ciento en los primeros seis meses de este año.

El presidente del OCH, Eugeni Rodríguez, aseveró que este incremento tiene relación con las diversas formas de agresiones, tanto físicas como verbales que ocurren diariamente, con la “prácticamente absoluta ausencia de sanciones por parte de la Generalitat”.

“Como pasa en otros países, hay desconfianza en las instituciones por la represión acumulada durante tantos años; también por una cuestión de intimidad, dado que mucha gente no puede permitirse dar a conocer su orientacion sexual; y en Catalunya en concreto, por no haber suficiente imaginario respecto a sentencias en esta materia, y, por tanto, a una respuesta judicial efectiva a las denuncias”, afirmó Rodríguez.

La mayoría de las denuncias registradas tienen que ver con agresiones, en un 40,9 por ciento de los casos, mientras que los cyberataques y el acoso por las redes sociales  subieron a un 15,9 por ciento, desplazando al bullyng y a a la incitación al odio, que el año pasado ocupaban el segundo lugar de los hechos más registrados.

Las agresiones al colectivo transexual representan una cuarta parte del total de los hechos denunciados, pero las víctimas que denuncian son por lo general hombres homosexuales y bisexuales, con un  45,5 por ciento de denuncias efectivas, aclaró Rodríguez. 

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email