Internacionales

Vinos patrimonio de Bolivia por ley

Bolivia.- El presidente de la república Evo Morales, visitó la ciudad de Tarija (sur) donde promulgó una ley, que decreta que los vinos de altura y el aguardiente de uvas singani son patrimonio nacional de Bolivia. Dicha ley además establece que el Día Nacional de la Uva se celebrará el último viernes de cada febrero, en coincidencia con el tiempo de la vendimia.

El primer mandatario visito la ciudad de Tarija (sur), donde se producen los vinos y singanis de vides sembradas en una superficie total de 3.500 hectáreas a una altitud de casi 5,905 pies sobre el nivel del mar.

En la ciudad se produce el 50% del vino boliviano. La característica principal de los vinos de Tejira es que las cepas se encuentran a una altitud de 5,905 a 27,545 pies sobre el nivel del mar, por lo que son conocidos en todo el mundo como los “vinos de altura”.

Morales propuso modificar los impuestos que afectan la venta de vino en el país porque actualmente los vinos extranjeros importados pagan menos que los nacionales. “No es posible que los impuestos sean más baratos para productos extranjeros y más caros para los productos nacionales”.

Se dio a conocer que en un plazo máximo de tres meses se promulgará un reglamento de la ley para hacer efectivas las medidas de protección de la industria de la uva, los vinos y el singani.

Franz Molina, presidente de la Asociación Nacional de Industriales Vitivinícolas, destacó la aprobación de la ley porque desde la década de los años 70 el sector trabajó por cuenta propia en el desarrollo de la cadena vitivinícola, sin apoyo estatal.

El presidente de la asociación explicó que los pequeños empresarios bolivianos del vino compiten actualmente con “monstruos vitivinícolas, como son Chile, Argentina y ahora Brasil”.

Todo el sector productor vitivinícola boliviano trabaja en un área de 3,500 hectáreas de uva, cuando en países vecinos una sola empresa tiene hasta 5,000 hectáreas.

A pesar de estas dificultades, los productores bolivianos usan tecnología de punta, hacen “esfuerzos heroicos” para competir en los certámenes internacionales, donde “han sido galardonados a nivel mundial” y se han planteado crecer hasta las diez mil hectáreas, agregó.

Rolando Altamirano, empresario de la zona, denunció que en la cadena productiva el sector pierde cada año unos $70 millones debido al contrabando, de los que unos $20 millones corresponden solo a los productores de uva.

 

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close