Internacionales

Volcán de Fuego de Guatemala bajó intensidad tras nueva erupción

Protección civil descartó daños a poblados por estas avalanchas, durante el actual periodo de actividad

Guatemala.- El volcán de Fuego, cercano a la capital guatemalteca, empezó a disminuir su actividad tras una nueva erupción este lunes que obligó la evacuación de más 4.000 personas de comunidades cercanas.  

El volcán de Fuego, de 3.763 metros de altura y ubicado 35 km al suroeste de Ciudad de Guatemala, inició la mañana del domingo su quinto ciclo eruptivo en lo que va del año. De hecho, cerca de la medianoche de lunes 19 de noviembre, el volcán aumentó la violencia de sus explosiones, por lo que se declaró una alerta roja.

Por su parte, el director del estatal Instituto de Vulcanología (Insivumeh), Juan Pablo Oliva, señaló a periodistas que el volcán empezó a disminuir su fuerza la tarde del lunes. Además, destacó que continuarán las jornadas de vigilancia antes de permitir que los miles de evacuados regresen a sus hogares.

“Según los parámetros observados, la intensidad del volcán contiene un importante descenso”, indicó Oliva.

volcan de fuego
Alerta roja en comunidades guatemaltecas por quinta fase eruptiva del volcán de Fuego.

Lea también Volcán de Fuego de Guatemala entró en nueva fase eruptiva

Nueva erupción del volcán de Fuego

El aumento efusivo de la actividad llevó a que diferentes entidades de socorro y voluntarios evacuaran a 4.123 personas, entre ellos niños y ancianos, de comunidades de los departamentos de Escuintla, Sacatepéquez y Chimaltenango, cercanas al volcán, señaló, por su lado, el subdirector de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), ente a cargo de la protección civil, Walter Monroy.

El funcionario explicó que 2.330 personas fueron resguardadas en cinco albergues, mientras que el resto encontró refugio con familiares en zonas fuera de peligro.

Unos 1.500 pobladores debieron permanecer en carpas en el estadio de fútbol de la sureña ciudad de Escuintla, donde se declaró alerta roja, sitio en el que esperarán hasta que la fase eruptiva termine y sea seguro volver a sus comunidades.

Sin embargo, algunos pobladores empezaron a retornar a sus viviendas al notar el descenso de la actividad volcánica, reportaron medios locales.

“Independientemente si la actividad del complejo volcánico ha disminuido, definitivamente no tenemos que confiarnos” porque el volcán es “bastante activo”, agregó Monroy sobre el estudio que hacen previo a autorizar el posible retorno de los vecinos.

En los picos más intensos de la erupción, las columnas de ceniza llegaron a superar los 1.000 metros sobre el cono volcánico y provocaron una lluvia de partículas en poblados aledaños, según un comunicado del Insivumeh.

Además, expulsó columnas de lava de unos 500 metros sobre el cráter con descensos de flujos piroclásticos, una mezcla de gases, ceniza y rocas ardientes, en barrancos del oeste del volcán, añadió.

La erupción del volcán no afectó sin embargo las operaciones en el aeropuerto internacional La Aurora, en el sur de la capital.

La anterior fase eruptiva del volcán de Fuego ocurrió entre el 6 y el 9 de noviembre, sin que se registraran víctimas ni daños.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close